Experiencia

Después de cuarenta años en el ejecer del derecho, la experiencia del Sr. Warner incluye algunos de estos reflejos de su carrera:

El Sr. Warner logró convencer a la Corte de Apelaciones y ganó un nuevo juicio por su cliente que había confesado de haber matado a un policía y fue condenado a muerte por asesinato capital; trabajó en ese caso, durante seis años.

Como abogado del acusado civil en un caso de fraude que implica un contrato en el que el demandante dijo que el acusado nunca tuvo la intención de cumplir, él consiguió un nuevo juicio que anuló un veredicto de más de un millón de dólares.

El Sr. Warner convenció a la Corte de Apelaciones que anulara un castigo penitenciario y ordenara un nuevo juicio, a pesar de que sus clientes se habían dado por culpables de haber tenido la posesión de una tonelada de mariguana; el juez había cometido un error técnico.

En un llamamiento de asesinato capital, el Sr. Warner convenció al tribunal de Apelacion para encontrar que el juicio no había sido justo y ordenar un nuevo juicio debido a un error en las instrucciones al jurado; él consiguió este resultado a pesar de que no había habido ninguna objeción en el juicio, que por lo general renuncia a tal error.

En una pérdida de dinero en un coche aporedado ilegalmente por el alguacíl, como abogado del demandante después del juicio que incluyó a más de $108,000.00 en el registro de la corte, el Sr. Warner consiguió el Tribunal de Apelación y el Tribunal Supremo de Texas que asignara todo el dinero para su cliente, a pesar de que el jurado no le había dado absolutamente nada a su cliente. Por acuerdo, los abogados recibieron $36,000.00. El cliente recibió $71,353.00.

En una apelación penal que implicaba drogas, el Sr. Warner convenció a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos del Quinto Circuito que permitiera una apelación a pesar de que el acusado había firmado una renuncia a la apelación y el juez le dijo que renunciaba a su apelación. En el mismo caso el convenció a la Corte de Apelaciones que retrocediera la sentencia y devolviera la re-sentencia debido a que la sentencia fue respaldada por la evidencia.

En un asunto complejo inmobiliario en el que el tribunal de la primera instancia había dictado sentencia sumario contra su defendido civil basada en la posesión adversa, el Sr. Warner convenció a la Corte de Apelaciones para revertir la sentencia del tribunal de primera instancia y ordenar un nuevo juicio.